sábado, 27 de julio de 2013

LAS PEQUEÑAS COSAS SON LAS QUE HACEN LA VIDA


El villano Hank Scorpio, personaje de la serie estadounidense de animación “The Simpsons” decía que "Las pequeñas cosas son las que hacen la vida".  Cuando, un mediodía de este verano, tumbada en el sofá y comiendo un buen trozo de melón oí esa frase, casi por casualidad, me puse a pensar en que significaba la vida para mi. Desde siempre, como la mayor parte de las mortales (para que nos vamos a engañar), he vivido esperando que pasara algo grande y maravilloso que me permitiera, por fin, conseguir ese bien tan preciado del que todo el mundo va detrás: LA FELICIDAD.
 


Muchos han criticado la manera en que muestran la realidad los productores de la serie “The Simpsons”. Es más, muchos padres no dejan a sus hijos ver ese tipo de series de televisión hasta que no los consideran lo suficientemente maduros. O mejor dicho, hasta que los niños, una vez crecen, deciden dejar de hacer caso a todo lo que les imponen sus padres y, aunque sea a escondidas, ven las series, las películas y todo lo que se les ha prohibido durante tanto tiempo. Pero, y no es la primera vez que me ocurre, las series de televisión tienen una manera mágica de captar tu atención y dejarte con un palmo en las narices porque nunca hubieras podido pensar que en cierto momento, cierto personaje te iba a soltar una frase que muestra a la perfección tu estado, o la situación mundial actual, o aquello que te contó tu amiga el viernes pasado tomando un café después de comer.
 


Eso es exactamente lo que me ha pasado a mí. Tenía únicamente la televisión de fondo, pues mi concentración estaba toda vertida en el plato con los trozos de melón, pero esa frase tuvo el poder de penetrar en mi mente y permitirme pensar que no me sirve de nada perder el tiempo esperando un “algo maravilloso” que nunca va a llegar, cuando la vida día a día nos brinda oportunidades únicas que, aunque no siempre, hay que aprovecharlas porque puede que a la larga te den una satisfacción imposible de conseguir con lo que tanto tiempo llevas esperando.
 Un claro ejemplo de esto para tod@s los amantes de la moda, y no podéis decirme que no, son las esperadas rebajas. Que mejor placer que salir de una boutique con diez piezas de ropa que te han costado mucho menos de lo que cuesta únicamente una un día cualquiera. Por eso os digo que, no todos los días son días cualquiera, las oportunidades te están esperando en cualquier lugar, tan solo hace falta que las descubras y, en cuando lo hagas… tu día pasará a ser especial. Felices rebajas :)







Os dejo unas fotos de mis rebajas. En la primera fotografía podéis ver un jersey con transparencias (5,99€) y una falda larga con estampado trivial (15,99) , todo de Stradivarius. Las sandalias con de la revista ELLE España, ya las podéis encontrar en vuestro kiosko. Un look muy boho y muy hippy, ¿no creéis? 

En la segunda, top de manga corta y con un tallado por encima del ombligo de Stradivarius también (3,99€), al igual que las botas camperas (19,99€) , y tejanos slim de ZARA (12,99€). 

Seguidamente un jersei de lana de ZARA que valía 50 euros y lo conseguí por 10 !!! Junto con unos tejanos oscuros también de ZARA (12,99€) .

Para terminar, y imposible que falten en mi armario, un kit para dormir al completo. Pijama de Oysho con la temática de "Circus", que me costó 8€ en total + las zapatillas de ir por casa a conjunto (3,99€), unos calcetines con la cara de un elefante estampada (1,99€) y una jaqueta para ir por casa, con orejas en la capucha y todo... (5,99€) Menudas gangas, ¿verdad? ¡¡El invierno seguro que lo paso bien abrigada!! 


En Spotify suena: After Midnight de J.J. Cale (Descansa en paz...)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

l